miércoles, 29 de enero de 2014

Si me volviera a casar...

Sé mucho más, muchísimo más, de bodas ahora que cuando me casé. He visto sin buscarlas muchísimas más ideas que durante los preparativos de mi boda. Cuando quería encontrarlas no lo conseguía...

He de decir que mi boda, la podéis ver aquí, me fascinó, pero creo que si me volviera a casar ahora haría una boda totalmente distinta. Claro que cuenta el tener ya una maravillosa y tradicional boda a tus espaldas para hacer alguna que otra locura en un bodorrio "nuevo".

El mundo bodil es un universo lleno de sorpresas, cambios e imaginación, y es imposible que hace tres años me gustaran muchas de las cosas que me encantan ahora. Pero estamos donde estamos, en este punto de mi vida en el que no sé por qué razón me he parado a pensar en cómo haría mi boda si me casara de nuevo. Y cómo no, lo quiero compartir con todas vosotras.

El vestido: creo que es de lo poco que repetiría. Volvería a confiar en Jorge Vázquez - siempre que no me enamorara a primera vista de un vestido de segunda mano en París o en Nueva York, ahora SI que me lo compraría. Elegiría un vestido muy fresco y romántico y alguna corona dorada en el pelo. Sin velo

El ramo silvestre, con plantas aromáticas - quizá lavanda - recién cogidas del campo. 





El lugar: Ya no me casaría en uno de los hoteles más bonitos de España (para mi gusto), ahora me encantaría recrear un simple lugar rodeado de naturaleza  lleno de encanto y magia con la ayuda de luces e imaginación. Una granja,  una masía o un caserío serían mi punto de partida. Ya no elegiría Burgos, mi tierra querida, sino un sitio donde se pudiera bailar hasta el amanecer...en mangas de camisa.

Mesas corridas para boda


El banquete lo tengo claro: buffet y mesas corridas, con un espacio chill out para sentarse lleno de velas y ambiente romántico. El postre también buffet: una enorme candy bar al gusto de todos. Para terminar cócteles de todo tipo y de resopón repetiría experiencia: huevos fritos con morcilla. 

Buffet y mesas corridas para boda


El único sitio que definiría sería el de los novios que para eso nos casamos (otra vez)



Para el aperitivo-cóctel me dejaría de formalismos y lo haría también a modo de barras: una de sushi, una de tacos, una de tapas y la última de panes y aceites. 

Barra de cócteles para boda

Barra de tacos para boda

La música: optaría por una banda de jazz al principio y luego un dj con la mejor música "invisible" al que no pudieran molestar con Paquito el chocolatero o Tengo un tractor amarillo. Gracias pero no...

Deseos: Mi peor olvido, no pensar en un rincón de deseos para que todo el mundo nos escribiera sus dedicatorias. Quizá suene cursi pero eso tiene que valer oro después. Creo que lo pondría a modo de un árbol con ramas, y en cada rama colgando una tarjeta. 

Arbol de deseos para boda


Pajes: llevaría un cortejo de pajes y damitas como el de Kate Middleton, ¡por lo menos! Qué alegría y entusiasmo provocan los más pequeños!! Y me recibirían llegando en sidecar, en un 600, o en Vespa. ¡¡Seguro!! 

Sidecar para novios


Fotografía: unas cuantas fotos improvisadas y ya!! No volvería a perderme el cocktail por una sesión para el álbum ni loca. Mejor llevarme los recuerdos...

Llevaría colgada del cuello a todas horas una polaroid para inmortalizar los mejores momentos de los invitados, que serían exactamente los mismos que hace tres años, con la única excepción de Martina, la princesa de la casa, con la iría en brazos hasta el altar, y que hace tres años aún no estaba. 

Una polaroid en la boda


Luna de miel: como es mi segunda boda y ya conozco África de la primera, ahora me iría a La India o a Vietnam. 

Del resto de la historia...¡no cambiaría nada! 

Saludos y hasta mañana!!

Fotos: Pinterest

6 comentarios :

Sara dijo...

¡Qué bonita boda te has imaginado!

Yo, que estoy organizando la primera, voy a hacer como tú, (aunque me encantaría hacer algo muy hippie en la playa que me ha visto crecer y llorar a mis primeros amores) y nuestra boda va a ser clásica pero incorporando (y quitando) lo que nos gusta y lo que no. Mi idea es, en algún momento, en algún aniversario, organizar esa boda care-free, con flores en el pelo y con una fogata en la playa.

Anónimo dijo...

Yo me volvería a casar cada año!! siempre con Rafa (mi marido), y cada vez algo distinto! También se mucho mas ahora que cuando me casé, pero también fué bonito descubrir todo mientras organizaba mi boda.
Enhorabuena por tu blog!! mil besitos!

Marta.

Momentips España dijo...

Muchas gracias Sara.
Qué comentario tan bonito. Enhorabuenísima por tu boda!! Seguro que organizas algo a tu gusto y para la boda care-free, como tú la llamas, ya habrá tiempo.
No dudes en contactarnos para cualquier cosa que necesites que tenga que ver con la organización!
Te mandamos un montón de besos!!

Momentips España dijo...

Hola Marta!
Muchas gracias por tu comentario!! Yo haría lo mismo, casarme un millón de veces, por eso te recomiendo que veas este post http://momentips.blogspot.mx/2014/01/casarse-un-estilo-de-vida.html aunque te recomiendo que se te pondrán los dientes largos. Te va a dar mucha envidia, pero es precioso!

Muchas gracias y bienvenida a Momentips.
Besazos!!

Anónimo dijo...

Si me volviera a casar.... un titular muy atractivo para incitar a leerlo esperando encontrar una de tus gratas e innovadoras lecciones en momentips.

Hazlo!!! y podrías cumplir un sueño más. Siempre eres una sorpresa. Cualquier día nos lo anuncias y estoy segura sería tan maravillosa, elegante y sobre todo con tanto amor como la primera. Sólo que distinta.





Casi todas tus nuevas ideas me han gustado, creo sería increíblemente bonita si te volvieras a casar... con la madurez que te han dado estos años por esforzarte en conseguir hacer bellas las bodas de los demás con tus ideas y gestiones por encontrar cada día algo diferente.

Lo mejor de tus cambios: Por encima de todo Martina contigo hacia el altar, despues el rincón de los deseos y sí, algo rodeado de naturaleza pero creo recordar que ese hote, l efectivamente de los más bonitos de España aparte del lujo del
edificio esta en plena naturaleza con un campo inmenso como los que rodean a Castilla con fuego natural, y encima hubo agua y cristal rodeados de velas, no pudo ser más cálida.

Lo que no pondría nunca: el sidecar, el seiscientos. Es la única crítica a tu nueva idea de tu segunda boda... cn la misma persona.

Enhorabuena por tu blog!! Has trabajado tanto en ella como si la fueras a celebrar de verdad!!! Gracias

Momentips España dijo...

Hola María! (Imaginamos que eres tú...). Lo primero muchísimas gracias por tu comentario, como siempre, es un lujazo tenerte como lectora.

Lo del sidecar o el 600 es mi punto rebelde, creo que sería distinto y muy divertido, pero si a ti no te parece bien por algo será, así que lo contemplaré cuando me case de nuevo. ¿Quién sabe? Igual es más pronto que tarde ;)
Un besazo!!