martes, 2 de junio de 2015

Cómo escribir las peticiones para una boda (católica)

Semanas antes de casarse, mi hermano -podéis ver su maravillosa boda aquí- me pidió que escribiera las peticiones, algo que me pilló por sorpresa. En ese momento no sabía por dónde empezar, ya que ni siquiera escribí las mías...Pensé que no me iba a salir nada pero una noche me puse a escribir y me salieron sin querer, casi sin pensar.

Escribir la peticiones de boda es algo muy personal pero, ya que muchas me habéis preguntado sobre ello, las quería compartir con vosotras por si os puede servir de ayuda. 

Las peticiones deben adaptarse a la vida y valores de los novios pero pedir por los ausentes, por los presentes, por la iglesia y por los novios es lo más común. En este caso yo escribí seis, las cuáles os dejo a continuación por si os pueden servir de ejemplo o guía.

1) Por la Iglesia, para que todos sus miembros permanezcamos unidos y la fortalezcamos en estos tiempos difíciles con la ayuda de Dios.

2) Por nuestra familia, y en especial por nuestros mayores, cuya entrega y amor han significado siempre un ejemplo constante, para que nunca se sientan solos, y sepamos disfrutar con ellos y aprender de su experiencia.

3) Por todas las instituciones que ayudan a los que más lo necesitan, para que el señor sea capaz de infundirnos la generosidad en nuestros corazones para que colaboremos con ellas, y acabar así con las guerras, la pobreza y las injusticias en el mundo. 

4) Por ..... y ...... (los novios), por la familia que hoy nace, para que disfruten de esta nueva etapa repleta de grandes momentos y sepan superar los obstáculos con amor, respeto y dedicación mutua. 

5) Por todos los aquí presentes, para que con ocasión del matrimonio de ..... y ..... (los novios)  renovemos nuestros compromisos, profundicemos en nuestro amor por los demás y nos hagamos partícipes de su felicidad. 

6) Por los que ya no están entre nosotros, y que ya descansan junto a Dios, en especial por ........ para que nos acompañen hoy desde el cielo y puedan disfrutar de este día con nosotros. 

Las peticiones las puede leer cualquier persona allegada a los novios, como hermanos, amigos o incluso sobrinos pequeños. Y si preferís que lo haga el sacerdote, también podéis hacerlo así. 

¿Qué os ha parecido? Si os ha gustado, por fi, compartid :)

Hasta otro día!!

1 comentario :

Anónimo dijo...

Realmente no has dejado a nadie fuera en las peticiones. Son muy correctas y emotivas.

Es cierto que fuera de la Iglesia o en bodas civiles he visto y oído peticiones que hacen los novios para ellos mismos tan emotivas y sinceras que ojalá se tuvieran escritas en un sitio preferente donde se pudieran leer con frecuencia.

Escribes genial, te vemos pronto con un libro. Por qué no?? Gracias